Treasure Island

Jose Marti

(1853-1895 / Cuba)

A mi alma

Llegada la hora del trabajo

¡Ea, jamelgo! De los montes de oro
Baja, y de andar en prados bien olientes
Y de aventar con los ligeros cascos
Mures y viboreznos, y al sol rubio
Mecer gentil las brilladoras crines!

¡Ea, jamelgo! Del camino oscuro

[Hata Bildir]