Julián Macedo


Efímero Cuidado

¿qué de ordinario tiene que yo sea como un bosque
y su llama de alarido

si en la cantera de los agazapados territorios
de mi alma
está naciendo la yesca de todos mis límites
probables
y el azoro de la lluvia no mece mi pena?

[Report Error]