Maria Midence


Desvaneciendo

Ya el calor desvanece de mi piel
y el frío sereno se me acerca como una nube invisible;
ya el sol brillante que resplandecía en mí ser no existe.
Tristemente se ha apagado mi corazón,
y no hay nada más que hacer.

Mis ojos se vuelven lluviosos
mientras mi alma se deteriora en pétalos marchitos.
Las palabras que un día eran para mi inmune al dolor,

[Report Error]