Gregorio Gutiérrez González


Tresillo - Poem by Gregorio Gutiérrez González

Ha pocos días quejábame
De que no hallaba qué hacer
En Medellín por las noches
Desde las siete a las diez;
Ni un baile, ni una tertulia,
Ni nada que entretener
Cuando me dijo Javier;
En estos días Sañudo
Ha establecido un Hotel
En donde puedes pasar
Horas enteras muy bien.


Allí juegan dominó,
Juegan tresillo, ajedrez;
Hay buena conversación;
Periódicos que leer;
Allí dan brandy, cerveza;
Hay vinos, dulces, café...
Es buen establecimiento,
¿Por qué no asistes a él?

Pues, señor, con tal noticia
Al fin me determiné.
Tomé mi capa al momento
Y entré en el club a las seis.
Tres personas que salían
En el zaguán me encontré:
-¡Qué tal si no meto el basto!
Decía uno de los tres.
-¡Y si no das el arrastre!
-¡Qué solo el que me llevé...!
Me dirigí al comedor;
Allí tomando beef-steak
Estaban varias personas,
Y hablando a más no poder,
Yo perdí este solo de oros,
El más grande que se ve:
Seis de cuatro matadores,
Rey de copas, cuatro y tres;
Por consiguiente, dos fallas...
-¡Pero, hombre, no puede ser!
¿Lo perdiste...? –Lo perdí.
-¿Por mal jugado?- ¡Tal vez!
Me recomieron los triunfos
Que en las dos fallas jugué,
Me asentaron los chiquitos
Y me fallaron el rey.
-¡Amigo! ¿Qué te parece
La polla que me saqué?
Eché vuelta con la espalda,
Me salió de espadas seis;
Con tres de espada fui al robo,
Ni un solo triunfo robé;
Sin un rey, sin una falla,
Y sin embargo has de ver,
Me la he llevado por cuatro...
¡Tan mala y no la chillé...!



De allí pasé a los salones;
Había en un canapé
Sentadas varias personas
Que hablaban casi a una vez
-¡Perdí esta polla de espadas:
Espada, malilla y rey,
Caballo, sota, otro triunfo,
Un rey y una falla! -¡A ver!
¿Pero cómo? –De codillo.
-¡Era muy grande...! ¡Ya ves!
-No; pero nadie ha perdido
La polla que perdí ayer:
Tres matadoras con copas
Y la tercia... robé tres...
-¡Fuiste a robar siendo solo!
-¡Si, hombre! ¡y lo que robé!
Un orito, una copita
Y a pateperro. –Pero es
Que tan sólo renunciando
Esa puede perder...
-Pues así me sucedió,
Robé mal y renuncié.

Cansado ya de escuchar
Sin una jota entender,
Fui a ver los jugadores
Sentados de tres en tres.
-Habla la mano.- Paso.- Juego.
-Bien puede; diga de qué.
-De las bravas. ¿Quiere espadas?
-Dan espadas, robe usted.
-La mano juega. El rey de oros.
-Tengo oros,- Y yo también.
-Bastos, tengo. No metí.
¡Siempre está fallo ese rey!
-Un arrastre nunca es malo.
¿Sirvieron todos? A ver...
¿Cuántos triunfos han salido?
-Salieron... tres y tres... seis...
A ver su baza. Aquí hay uno.
-Seis y uno... siete... y tres, diez.
-Uno de éstos para el basto.
-¡No se podía perder!
-¿De qué entró? ¿Cuánto se debe?


-Cinco reales.- Tome usted.
-Un fuerte por cinco reales.
-Cinco reales.- Muy bien.
Me separé de esta mesa
Y a otra mesa me acerqué.
Allí exclamaban: ¡pero hombre!
¿Porqué no quiso volver
Esas espadas, sabiendo
Que estoy fallo? –Lo mismo es,
Si el señor juega su basto,
Mejor, se lo dejo hacer,
Los embazo, y en seguida
Con sota y rey me hago pie
-No hay remedio, tijereta
Para el caballo de usted.
En otra mesa decían:
-Cinco, entrada; vuelta, seis;
Tres matadores, son nueve;
Primeras, diez; dan de a diez.
Y en otra: ¡Si yo he podido
Agachármele a su tres!
-¡No, señor, con un triunfito
De los míos que eche usted...!
-¡O que usted vuelva a sus bastos!
-O que no vuelva oros él...
-Es puesta...- Le doy codillo...
-¡Si eras más grande!- Da, Andrés.
Y mareado, aturdido
No pudiendo comprender
Ni el juego, no las palabras,
Y maldiciendo a Javier,
Salí a la calle al momento,
Llegué a casa y me acosté;
Pero apena me dormí
Soñé que estaba en Babel.

Listen to this poem:

Comments about Tresillo by Gregorio Gutiérrez González

There is no comment submitted by members..



Read this poem in other languages

This poem has not been translated into any other language yet.

I would like to translate this poem »

word flags

What do you think this poem is about?



Poem Submitted: Monday, September 17, 2012

Poem Edited: Monday, September 17, 2012


[Report Error]